viernes, 17 de agosto de 2018

Mi experiencia en el CEA El Águila



Me enamoré de la Sierra Oeste en cuanto descubrí sus paisajes de encinas y granito con olor a monte, sus pueblos con un encanto diferente y calles colocadas "a su  manera", sus habitantes orgullosos aun desconociendo su gran valor ecológico, histórico y cultural.





Por circunstancias de la vida tuve que alejarme de esta maravillosa zona y jamás imaginé que echaría tanto de menos las dehesas, los campos de olivos, los viñedos, los bosques de ribera y sobre todo el olor a jara.


¿Quién me iba a decir que me propondrían hacer mis prácticas en uno de los centros defensores de la Sierra Oeste: el Centro de Educación Ambiental El Águila ubicado en Chapinería?




La formación que acabo de hacer (Control y Protección del Medio Natural) tiene un contenido interesante a la par que muy amplio; la educación ambiental es uno de ellos.





Pero el CEA El Águila abarca muchísimo más. Aquí además se trata de sensibilizar, ayudar a la conservación del entorno, apoyar la sostenibilidad y el desarrollo local con productores y artesanos, fomentar los productos de proximidad, el agroturismo y la agroecología, acercar los jóvenes a los mayores (intercambio de conocimientos entre generaciones); trabajando codo con codo con las entidades locales (Ayuntamientos, centros de educación y formación, asociaciones, etc.).



No podía pedir mejor acogida ni mejores formadores. El equipo del CEA El Águila son grandes profesionales que trabajan con mucho cariño para que niños y adultos, habitantes y forasteros, conozcan, amen y cuiden de la Sierra Oeste.

Muchísimas gracias a todos ellos.


Laure Alguacil
Alumna de prácticas

martes, 17 de julio de 2018

Mariposa chupaleches y Mariposa de macaón


La mariposa chupaleches o Podalirio, (Iphiclides podalirius) y la mariposa macaón o cola de golondrina del Viejo Mundo (Papilio machaon) pertenecen al orden lepidóptero de insectos, y a la familia denominada como colas de golondrina (Papilionidae).

Esta familia de mariposas diurnas presentan los apéndices más largos que cualquier otra mariposa, ambas se llaman “cola de golondrina” (de ahí el nombre de la familia). 

La mariposa chupaleches (Iphiclides podalirius) tiene las alas delanteras de color blanco amarillento con los márgenes negros y una zona negra junto al cuerpo. Presentan 5 bandas negras longitudinales, siendo la central la más larga. Las alas posteriores también son de color blanco amarillento y muestran 2 largas colas negras por la parte superior y las puntas amarillas. El margen es dentado y de color amarillo. Es una de las mariposas más grandes de Europa, posee una envergadura de 6,5-8,4 cm.
Ejemplar de chupaleches sobre lavanda en el huerto del CEA El Águila.

Como plantas nutricias se encuentran numerosos árboles frutales y otros arbustos silvestres: almendro (Prunus dulcis), endrino (P. spinosa), melocotonero (P.persica), peral (Pyrus communis), espino albar (Crataegus monogyna)...

La mariposa macaón (Papilio machaon) tiene una llamativa coloración negra sobre una base de color amarillo. Hay manchas azules y rojas en las alas traseras. Las "colas de golondrina" tienen dos alas superpuestas, que crean una envergadura de entre 5,5 y 8 cm de longitud.
Ejemplar de mariposa macaón sobre lavanda en el huerto del CEA El Águila.
Sus plantas nutricias son principalmente hinojos (Foeniculum vulgare) y rudas (Ruta graveolens), aunque pueden alimentarse de perejil (Petroselinum crispum) y zanahoria (Daucus carota) igualmente.

Tanto la mariposa chupaleches como la mariposa macaón, mantienen sus apéndices perfectamente intactos ya que tienen una función de mimetismo defensivo hacia los agresores. Poseen cerca de ellos un ocelo naranja bien visible que hace que la cola parezca una falsa cabeza. Por esta razón, se observa a menudo una astilladura o incluso la ausencia de estos apéndices, debido al ataque de un depredador.
Ejemplar de mariposa macaón con el apéndice y el ala dañada.

Ejemplar de chupaleches con el apéndice derecho dañado.